lunes, 16 de julio de 2012

ADEX sugiere Promover segunda ola de inversión en infraestructura del país


El presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Juan Varilias, manifestó que es necesario promover una segunda ola de inversiones para seguir mejorando la infraestructura del país, en especial en la habilitación de vías de acceso, abastecimiento de energía, refinerías, parques industriales y otros.

“Si bien el país ha dado importantes pasos en materia de modernización de puertos, aún falta hacerlos más competitivos”, comentó.

Agregó que Perú se enfrenta a una “trampa de ingresos medios” que impide crecer en capacidad productiva, es decir, hay carencias estructurales como el abastecimiento de energía que traba el desarrollo de la industria en áreas relativamente cercanas, y más aún en las zonas más alejadas.

Añadió que si bien se ha logrado superar la ‘trampa de los ingresos bajos’ y hoy el país goza de altos niveles de empleo y mejores remuneraciones en algunos sectores, todavía se hace necesario el impulso de inversiones para lograr una mejor economía y competencia.


“La trampa de ingresos medios, de acuerdo a una clasificación elaborada por los teóricos del desarrollo, refiere que el problema no es carecer de mercados para vender, sino la insuficiencia en el abastecimiento de energía, vías de transporte, de puertos y aeropuertos, de refinerías, de parques industriales y otros”, indicó.

Sin embargo, reconoció que en el puerto del Callao hay avances en materia de ordenamiento de las operaciones portuarias, en la mayor longitud de los muelles, en la disponibilidad de grúas móviles tipo post panamax y en el incremento de la capacidad de carga.

Confió que tales mejoras ayudarán a eliminar los sobrecostos generados por la carencia de infraestructura y los que devienen de las operaciones logísticas de las mercancías.

Ello permitirá un completo desarrollo del comercio exterior, y una mayor competitividad en los mercados internacionales, subrayó Varilias.

“Hoy experimentamos un cambio. En el sistema portuario anterior la existencia de un terminal extraportuario significaba para el dueño de la carga un costo promedio de 235 dólares. Hoy, con el nuevo esquema de APM Terminals en el Muelle Norte se eliminará este paso innecesario, con lo cual se estima un ahorro de 41 por ciento”, explicó.

Por ello, insistió en que no se debe dejar de lado la importancia de las reformas en materia de institucionalidad.

“Tomando como ejemplo el caso de los servicios a la carga, es conocida la larga batalla que libramos con los sobrecostos que se generan en los servicios que brindan diversos operadores para la manipulación y el traslado de la mercancía en puertos y aeropuertos”, indicó.

En ese sentido, consideró que la tarea pendiente es ordenar todo el servicio integral a la carga, no solamente aquel relacionado con el uso de la infraestructura sino también con los servicios asociados al transporte.

Fuente: [Andina].

No hay comentarios :

Publicar un comentario