miércoles, 29 de agosto de 2012

De estable a positiva fue elevada perspectiva crediticia de Perú por Standard & Poor's


La agencia calificadora Standard & Poor 's elevó la perspectiva crediticia de Perú de estable a positiva mostrando la expectativa que la inversión seguirá fuerte en el país para sostener su crecimiento en los próximos años.

Al mismo tiempo, confirmó las calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo plazo de ‘BBB’ y de corto plazo de ‘A-2’ y sus calificaciones en moneda local de largo plazo de ‘BBB+’ y de corto plazo de ‘A-2’ de Perú.

"La perspectiva positiva refleja nuestra expectativa de que la inversión seguirá fuerte para sostener el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) en los próximos años, fortaleciendo gradualmente los pilares macroeconómicos que apoyan la calificación de Perú", dijo el analista crediticio de Standard & Poor´s, Richard Francis.

Agregó que el deterioro de las condiciones económicas globales puede disminuir la tasa de crecimiento de Perú a 5.5 por ciento en los próximos tres años a partir de un promedio de más de siete por ciento en los últimos cinco años.



Sin embargo, espera que la inversión continua aumentará los volúmenes de exportación, lo que en parte podría mitigar la exposición del país a los precios de los commodities.

“A pesar de la suspensión del proyecto minero más grande del país, Conga, muchos otros grandes proyectos siguen adelante. De hecho, si la mayoría de los proyectos de inversión anunciados en el sector de minería de cobre se completan, los volúmenes de exportación de cobre se triplicarán para el año 2016”, subrayó.

Recordó que el cobre representa cerca de una cuarta parte de las exportaciones de Perú en la actualidad.

Aunque la mitad de la inversión prevista en los próximos tres años es en el sector minero, se espera que otros grandes proyectos en las áreas de infraestructura, petróleo y gas, y electricidad, también se concreten.

Manifestó que estas inversiones pueden apoyar la diversificación económica y el crecimiento del empleo.

Francis afirmó que la calificación de Perú refleja su expectativa de que la continuidad de una amplia política fiscal y monetaria bajo el gobierno de Ollanta Humala apoyará la flexibilidad de la política económica y el crecimiento.

Consideró que el gobierno de Humala ha hecho hincapié en su objetivo de promover la inclusión social y ha trazado planes para aumentar el gasto social y de infraestructura, así como para aumentar los salarios públicos.

Sin embargo, el gobierno también ha señalado su intención de aplicar estas prioridades gradualmente y con un enfoque fiscal prudente, atando los gastos a mayores ingresos, en parte por el sector minero, agregó.

Por lo tanto, la deuda neta del gobierno general y el PBI probablemente seguirán disminuyendo gradualmente durante los próximos tres años a una previsión de tres por ciento al cierre del año 2015, desde un esperado ocho por ciento al cierre del ejercicio 2012.

Precisó que la calificación con una perspectiva positiva refleja la posibilidad de una mejora en la calificación crediticia de la deuda soberana de Perú durante los próximos dos años, si la mayoría de las grandes inversiones anunciadas se completan.

Ello de tal manera que estas inversiones sustenten las perspectivas de crecimiento y mayores volúmenes de exportación, lo que podría mitigar una posible caída de los precios de los metales.

“Por el contrario, deberíamos considerar la revisión de nuestra perspectiva de la calificación a estable si los riesgos políticos derivados de la gran economía informal, la pobreza generalizada y las disparidades de ingresos significativos, amortiguan considerablemente el clima de inversión”, indicó.

También si se adoptan políticas económicas populistas que erosionen los logros en materia de estabilidad macroeconómica de la última década.

Fuente: [Andina].

No hay comentarios :

Publicar un comentario