sábado, 1 de septiembre de 2012

Fortalecimiento de pequeños agricultores de productos nativos permitirá la reducción de impactos externos


El fortalecimiento de pequeños agricultores que siembran alimentos nativos y locales, permitirá reducir el impacto del incremento de costos de productos internacionales como el trigo, sostuvo el especialista en temas agrarios del Centro Peruano de Estudios Sociales (Cepes), Laureano del Castillo.

“Hay que reconocer que pese a algunos esfuerzos, todavía nos falta mucho para lograr una mayor seguridad alimentaria, y esto pasa por volver los ojos al pequeño agricultor, que produce muchos de estos productos”, declaró a la Agencia Andina.

Indicó que en los últimos 25 años la pequeña agricultura en las zonas andinas y la Costa no ha tenido los estímulos suficientes, a diferencia de los que sí ha recibido la gran agricultura exportadora, que si bien brinda beneficios no atiende el mercado interno, y por ello resulta necesario un equilibrio.

“La mayor parte de la agricultura peruana está en pequeños agricultores, y no obstante que muchos de ellos participan del circuito exportador, la gran parte de la canasta alimenticia del país la producen los pequeños y medianos agricultores”, explicó.



En ese sentido, indicó que el fortalecimiento de los pequeños y medianos agricultores necesita la conjunción de esfuerzos del Estado, los productores y sus organizaciones, y de los consumidores.

“Hay que volver los ojos a nuestros cultivos andinos, hacer una alimentación más equilibrada y eso va a implicar dejar de lado varios productos importados”, dijo.

Refirió que las sequías en Estados Unidos impactan en el incremento del precio de productos como trigo, maíz, soya, que son insumos de la producción local como pan, fideos, y el pollo, principal fuente de proteína de menor costo en el país.

“Hay formas de suplir esa producción de trigo con otros alimentos, pero para esto hay que volver los ojos a lo que era nuestra alimentación”, expresó.

Del Castillo indicó que productos como la quinua están más valorados en el extranjero que en el mercado doméstico, y por ello se necesita promocionar una dieta con productos locales como los granos andinos, la papa, entre otros.

Asimismo, señaló que cualquier esfuerzo por fortalecer la pequeña y mediana agricultura tendrá efecto recién en un plazo de dos años, por lo cual es necesario poner atención a este sector.

También consideró que no sólo es necesario incrementar la producción local, sino articularla de manera apropiada con la demanda, con mejores mecanismos de comercialización, transporte, acopio y puntos de venta, e información sobre el mercado para evitar una sobreproducción y caída de los precios que afecten a los productores.

Fuente: [Andina].

No hay comentarios :

Publicar un comentario