martes, 9 de octubre de 2012

Inflación en Octubre seria menor en Lima Metropolitana


La inflación en octubre sería menor en Lima Metropolitana que la de setiembre (0.54 por ciento) debido a los movimientos correctivos en los precios de los alimentos perecibles, afirmó  el banco Scotiabank.

Si bien los precios de los insumos importados corrigen, aún se encuentran en niveles históricamente altos, por lo que aún es previsible un impacto sobre los precios locales de los productos finales debido al encarecimiento de la reposición de inventarios, indicó.

Explicó que debido a la naturaleza transitoria de las fluctuaciones de precios de los alimentos perecibles, espera que éstos corrijan y que la trayectoria de inflación se aproxime a su proyección de 3.3 por ciento a fines de año.

“Esperamos que el directorio del Banco Central de Reserva (BCR) deje su tasa de interés de referencia nuevamente sin cambios, en 4.25 por ciento, en su reunión del 11 de octubre”, dijo el analista del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Mario Guerrero.

El directorio tomaría en cuenta por un lado que la inflación se encuentra temporalmente presionada al alza por factores de oferta (alimentos perecibles), que la economía mantiene un crecimiento cercano a su potencial, y que la tasa de referencia actual se encuentra en una zona de neutral, agregó.

Recordó que de acuerdo a recientes declaraciones del presidente del BCR, Julio Velarde, no hay factores a corto plazo que sustenten un cambio en la tasa de interés de referencia.

“Estamos de acuerdo con esta visión. El BCR reaccionaría con un movimiento de tasa de interés sólo si se produce un contagio sobre otros precios de la canasta básica (efectos de segunda vuelta). No se observa eso por ahora”, indicó en el Reporte Semanal del banco.

Comentó que si se excluyen alimentos, la inflación de setiembre hubiera sido sólo 0.04 por ciento (62 por ciento de la canasta básica).


La inflación sin alimentos ni energía por el contrario descendió de un ritmo anual de 2.4 por ciento en agosto a 2.1 por ciento en setiembre, reflejando la ausencia de presiones inflacionarias por el lado de la demanda.

“Para los próximos meses nuestras perspectivas de inflación son algo distintas respecto de las del BCR. Si bien, al igual que el ente emisor, esperamos que los precios de los alimentos perecibles reviertan durante el cuarto trimestre, el BCR considera que el impacto de los precios de los insumos importados sería mínimo pues éstos ya están corrigiendo”, dijo.

Guerrero señaló que este escenario les parece optimista porque la inflación del cuatro trimestre del año tendría que ser tan baja como 0.3 por ciento para que la inflación converja al rango meta.

“Vemos más probable que la inflación se aproxime a nuestra proyección de 3.3 por ciento para fines del 2012, considerando la reversión de los precios de los alimentos perecibles, un impacto moderado de los precios de los insumos importados durante el cuatro trimestre y precios más volátiles de los combustibles”, subrayó.

Fuente [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario