domingo, 2 de diciembre de 2012

La lucha anticorrupción es parte de la responsabilidad social de los empresarios, afirman ejecutivos durante el CADE


El 79 por ciento de asistentes a la Conferencia Anual de Ejecutivo (CADE 2012) opina que la responsabilidad social empresarial debe expresarse mediante una actuación ética y el combate contra la corrupción, según una encuesta de Ipsos Apoyo.

De acuerdo a las cifras presentadas por Alfredo Torres, presidente de la compañía encuestadora, el 71 por ciento consideró que el empresariado debe aportar al desarrollo de la educación, y el 55 por ciento señaló su responsabilidad en el cuidado con el medio ambiente.

El 53 por ciento refiere que debe brindar buen trato a sus empleados, el 50 por ciento precisa que su responsabilidad debe reflejarse en la generación de empleo, el 49 por ciento señala la generación de bienestar a la comunidad y el cumplimiento del pago de impuestos, etc.

Por otro lado, el 69 por ciento de los entrevistados indicó que la mejor manera de que los empresarios participen en la vida pública es desde sus compañías, y el 66 por ciento opina que debe tener una participación activa en gremios empresariales.

El 47 por ciento refirió que esa participación debe reflejarse en la docencia o participación en instituciones educativas, y el 29 por ciento indicó que debe darse en entidades de ayuda social o caridad.

Corrupción

Consultados por temas de ética y actos de corrupción, el sondeo revela que el 60 por ciento reconoce que alguna vez su empresa ha incurrido en buscar a un conocido o un funcionario público para que agilice un trámite, y el 40 por ciento afirma que nunca lo hizo.

Asimismo, el 51 por ciento admite que ha buscado la manera de presentar información a para pagar menos impuestos, contra un 49 por ciento que asegura no haberlo hecho nunca.

Del mismo modo, el 27 por ciento aceptó haber dado un obsequio para agilizar trámites, pero el 73 por ciento negó ese tipo de prácticas; mientras que el 22 por ciento admitió haber buscado a alguien para resultar favorecido en una licitación, y el 78 por ciento lo negó.

Finalmente, Ipsos Apoyo preguntó a los asistentes al Cade que le recomendarían a un empresario amigo que necesitara hacer un trámite con urgencia y un funcionario público le insinúa que agilizarlo habría que pagar una coima, porque de lo contrario el trámite se estancaría.

Un mayoritario 76 por ciento aceptó que le sugeriría pagar la coima, el 21 por ciento que le recomendaría hacer el trámite sin pagar ni denunciar al funcionario, y el 3 por ciento reconoce que le aconsejaría realizar el trámite sin pagar y denunciar al funcionario corrupto.

Fuente [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario