martes, 26 de febrero de 2013

Lima Metropolitana cerraría febrero con inflación negativa

La inflación de febrero habría sido negativa en cerca de 0.10 por ciento en Lima Metropolitana, considerando la información disponible a la fecha, con lo cual acumularía un ritmo anual de 2.4 por ciento, dentro del rango meta del Banco Central de Reserva (BCR) por cuarto mes consecutivo, informó hoy el banco Scotiabank.

En particular, en febrero habría influido el descenso de los precios de algunos alimentos con importante ponderación en la canasta básica, como los productos avícolas (pollo y huevos), pescado, hortalizas y tubérculos; producto de una mayor oferta y de condiciones climatológicas favorables en las zonas de producción.

El pollo eviscerado (comprado en mercados de abasto) alcanzó su precio promedio más bajo desde mediados del 2012.

El precio internacional del maíz permaneció estable en febrero y en lo que va del año, mientras que el precio de la harina de soya subió dos por ciento en febrero pero acumuló una caída de 5.5 por ciento en lo que va del 2013.

La producción avícola creció casi ocho por ciento durante el 2012, señaló el analista del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Mario Guerrero.

Por el contrario, habrían registrado un comportamiento al alza los precios de las bebidas gaseosas y alcohólicas (por factores estacionales), los precios de los combustibles y las tarifas eléctricas.

El precio internacional del petróleo registró un aumento de dos por ciento en febrero y acumuló un aumento de diez por ciento en lo que va del 2013, lo que incidió en el aumento de los precios de las gasolinas y otros combustibles, como el gas natural vehicular (GNV) y gas licuado de petróleo (GLP).

La sensibilidad de estos precios frente al comportamiento volátil del mercado internacional es ahora mayor desde que en setiembre del 2012 se redujo el campo de acción del Fondo para la de Estabilización del Precio de los Combustibles Derivados del Petróleo.

Los precios de los alimentos importados registraron un comportamiento mixto en febrero, con alzas en los casos de la harina y aceite de soya, y reducciones en el caso de trigo, indicó en el Reporte Semanal del banco.

El precio internacional del azúcar se contrajo cuatro por ciento en febrero y acumuló una caída de siete por ciento en lo que va del 2013, la misma que se agrega al descenso de 38 por ciento que registró el precio internacional en el 2012.

Los precios locales de la azúcar siguieron un comportamiento similar, descendiendo en febrero por quinto mes consecutivo.

De otro lado, las expectativas inflacionarias permanecen ancladas. Según el BCR, los agentes económicos esperan una inflación de 2.7 por ciento en promedio para fines del 2013, un ritmo similar al esperado en el sondeo realizado en diciembre.

Con la inflación bajo control y sin riesgos de shocks externos en el corto plazo, el BCR mantendría su tasa de interés de referencia sin cambios, en 4.25 por ciento, y concentraría sus esfuerzos en manejar el ritmo de apreciación cambiaria.

“Si bien no vemos razones para un movimiento en la tasa de interés de referencia, la trayectoria descendente del ritmo de inflación abre espacio para potenciales estímulos monetarios en el futuro, de ser necesarios”, concluyó.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario