miércoles, 20 de marzo de 2013

Gremios empresariales advierten interés por exportaciones peruanas menos competitivas

Un grupo de gremios empresariales nacionales enviaron una carta al presidente de la República, Ollanta Humala, en la que advierten acerca de intereses en el exterior, como de los sindicatos estadounidenses, para que las exportaciones peruanas sean menos competitivas.

Los gremios que suscriben la misiva son la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), la Asociación de Exportadores (Adex), la Cámara de Comercio de Lima (CCL), la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) y la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmchamPerú).

De esta manera, se refieren a una carta en la que supuestos jefes de recursos humanos y/o de responsabilidad social de un grupo de empresas de Estados Unidos, que representan marcas internacionales, hacen acusaciones contra las empresas exportadoras de prendas de vestir peruanas, como supuestos incumplimientos de lo que ellos denominan derechos laborales justos de los trabajadores.

Específicamente, cuestionan la Ley de Promoción de Exportaciones No Tradicionales (Decreto Ley Nº 22342) que dispone un régimen laboral especial para los trabajadores del sector exportador.

Los gremios empresariales subrayan que la mencionada ley es plenamente conocida por todos los países con los cuales Perú ha suscrito tratados de Libre Comercio (TLC), incluso con Estados Unidos y los países miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Señalaron que la modificación y/o derogación del Decreto Ley N° 22342 no es materia de ningún compromiso internacional de Perú y, por tanto, el país tiene total libertad para mantener este régimen.

Además, indicaron que esta ley cumple una función muy importante para seguir generando divisas que contribuyan efectivamente al desarrollo del país, pero especialmente y más importante por la necesidad que Perú tiene de seguir creando empleo adecuadamente remunerado para los peruanos.

Recordaron que, según cifras del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), ante dicha entidad se han presentado más de 280 mil contratos de trabajo a nivel nacional gracias a esta ley, siendo la mayor proporción de dichos contratos generados por empresas confeccionistas, que son las principales generadoras de empleo en la manufactura.

“Esta ley permite que ante escenarios de crisis internacionales, como la actual, y la sufrida en los años 2008 - 2009, las empresas puedan poner a buen recaudo la mayor proporción de empleos posibles sin perder competitividad”, aseguran.

Agregan que, de no existir esta ley, la gran mayoría de empresas exportadoras, especialmente confeccionistas, habrían tenido que cerrar debido a la abrupta caída en la demanda internacional.

Recordaron que este régimen comprende no sólo a las empresas del sector textil confecciones, sino también a empresas de otros sectores de exportación no tradicional como el metalmecánico, agroindustrial, pesquero, entre otros, siempre que exporten el 40 por ciento o más de su producción; de esta forma, cualquier cambio afectará a un amplio sector de la economía nacional.

“Las pretensiones expresadas en dicha comunicación no guardan coherencia con la propia realidad laboral de Estados Unidos, ya que dicho país no ha suscrito todos los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo de la OIT. No ha suscrito, por ejemplo, los convenios 87 y 98 de la OIT sobre Libertad Sindical y Negociación Colectiva”, señalaron.

Opinaron que estas empresas, y las personas que han concertado esta carta y su publicación en medios de comunicación, pretenden intervenir, de manera inaceptable, en las decisiones internas de Perú y forzar maneras de normar el trabajo en el país, cuando eso corresponde únicamente a las instituciones competentes de Perú.

“A la pretensión de estas personas y empresas de Estados Unidos, se habría sumado la presión de los sindicatos norteamericanos para restarle competitividad a nuestras empresas”, consideraron.

Agregaron que también, desde Perú, sindicatos se habrían sumado a esta presión al gobierno, y “a través de algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) que les dan los recursos necesarios para crear zozobra, como lo pretenden lograr en el caso minero, en momentos que estamos por mejorar nuestra calificación internacional. Perú no puede ceder a estas presiones”.

Igualmente, advirtieron que “este tipo de cartas tendenciosas y el comunicado publicado, carentes de veracidad, pretenden afectar la imagen de Perú y de sus empresas y así desalentar a nivel internacional a los potenciales clientes del país”.

“Si Perú acepta una intervención internacional a través de este tipo de comunicados, que se apoyan en el desconocimiento de las leyes del país, quienes suscriben estas cartas y comunicados conseguirán mermar la posibilidad de recuperación de nuestras exportaciones y atado a ello la posibilidad de generar mejores empleos para los peruanos”, señalaron.

Finalmente, dijeron que la modificación de un régimen legal que hoy permite la creación y sostenimiento de cientos de miles de empleos en Perú debe evaluarse de manera muy prudente, y sin interferencias motivadas en el interés de hacer al país un exportador menos competitivo.

“Debemos continuar siéndolo y esta normativa nos lo permite”, concluyeron los gremios empresariales.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario