martes, 21 de mayo de 2013

Ahorro personal mantiene dinamismo durante primer trimestre

El ahorro de las personas direccionado a través de canales formales registró un crecimiento de 19 por ciento durante el primer trimestre del 2013, manteniendo el ritmo de crecimiento promedio de los últimos cinco años, afirmó hoy el banco Scotiabank.

Tal dinamismo ha sido posible por el crecimiento sostenido del empleo y del ingreso, así como por el surgimiento de la clase media, en un contexto de crecimiento económico con condiciones estables, dijo el analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Mario Guerrero.

Explicó que este aumento del ahorro no sólo refleja crecimiento económico sino también bancarización, mayor formalización, innovación financiera, confianza de las personas en el sistema financiero y una cultura financiera en formación.

La participación de este ahorro ha pasado de representar el 12.7 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) en el 2008 a 14.5 por ciento a marzo del 2013.

El ahorro transaccional, constituido por el uso de cuentas corrientes y cheques, registró un crecimiento de 8.9 por ciento. Históricamente sólo ha representado cerca del tres por ciento del ahorro de las personas pues, por su naturaleza, son fondos de tránsito.

El ahorro regulado, conformado por las cuentas de ahorro donde los empleadores obligatoriamente depositan las remuneraciones (cuentas sueldo) y por las cuentas de depósito por Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) registró un crecimiento de 18 por ciento, ritmo algo menor al promedio de 23 por ciento de los últimos cinco años.

Estos fondos constituyen la mayor parte del ahorro de las personas (54 por ciento del total), indicó en el Reporte Semanal del banco.

En el caso de las cuentas sueldo, el crecimiento fue de 15 por ciento, impulsado por el crecimiento de tres por ciento en el empleo formal, de seis por ciento en nivel de ingreso y por el mayor número de empresas formales.

Los depósitos CTS crecieron 31 por ciento durante el primer trimestre del 2013, ritmo superior al promedio anual de 23 por ciento de los últimos cinco años, debido a su menor disponibilidad respecto del pasado.

El dinamismo de los depósitos CTS fue mayor en las cajas de ahorro y crédito (56 por ciento más), atraídos por una tasa de interés en nuevos soles cercana al diez por ciento en promedio, mientras que el crecimiento en bancos y financieras fue de 27 por ciento, con una tasa de interés en soles que aumenta progresivamente, pasando de 2.9 por ciento en el 2010 a 3.8 por ciento a marzo del 2013.

El ahorro discrecional, constituido por las cuentas de depósitos a plazo y las cuotas de fondos mutuos, registró un crecimiento de 21 por ciento, ritmo superior al promedio anual de 14 por ciento de los últimos cinco años.

Este tipo de ahorro, que representa el 43 por ciento del total del ahorro de las personas dentro del país, constituye el excedente que las personas buscan rentabilizar, por lo que son más sensibles a las tasas de interés y a los vaivenes de los mercados financieros.

Su crecimiento refleja también que las personas buscan mayor sofisticación pues requieren contar con alternativas que se ajusten a sus distintos perfiles de riesgo, a sus requerimientos de liquidez y a sus expectativas de rentabilidad.

Los depósitos a plazo registraron un crecimiento de 16 por ciento, en línea con su ritmo histórico. La preferencia por estos depósitos continuó sesgada hacia los bancos y financieras, que concentraron el 65 por ciento de este segmento, proporción que se ha mantenido durante los últimos tres años.

En ese lapso, las tasas de interés en soles pasaron de un promedio de 2.1 por ciento en el 2010 a tres por ciento a marzo del 2013, mientras que en el sistema de cajas, que concentra el restante 35 por ciento, las tasas en soles se mantuvieron cerca de 5.8 por ciento, según datos de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Las inversiones de las personas en los fondos mutuos registraron un aumento anual de 29 por ciento a marzo del 2013, ritmo superior a su promedio de los últimos cinco años (diez por ciento), aproximándose a una participación cercana a 40 por ciento de los fondos discrecionales.

Las personas estuvieron atraídas por el buen desempeño de los fondos de renta fija (con mayor inversión en bonos), principalmente, manifestó Guerrero.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario