viernes, 10 de mayo de 2013

Proyectos mineros ayudarán a reducción de la pobreza en el Perú

Los proyectos mineros que se pondrán en marcha en los próximos meses garantizan un crecimiento de la economía peruana superior a seis por ciento en el próximo quinquenio, lo que favorecerá que continúe reduciéndose la pobreza en el país, previó el Banco de Crédito del Perú (BCP).

El gerente de Estudios Económicos del BCP, Juan Carlos Odar, señaló que la economía peruana se verá impulsada por la puesta en marcha de diversos proyectos mineros (cobre, oro, etc.) hasta el 2017, que suman 48,000 millones de dólares y que aseguran un crecimiento sostenido de la actividad económica.

“El panorama de mediano plazo está asociado a la realización de proyectos mineros concentrados en cobre, cuyo impacto sería significativo, de unos dos puntos porcentuales sobre el Producto Bruto Interno (PBI), por lo que es factible una expansión superior a seis por ciento en los próximos cinco años”, dijo.



Sostuvo que el principal factor para la reducción de la pobreza es el crecimiento económico, y ese escenario es el que ha vivido el país en los últimos diez años, aunque cada vez es más complicado reducir la pobreza extrema por la falta de capacidad productiva, asociada a la falta de educación y fragilidad en la salud.

En ese sentido, destacó la importancia que tienen las políticas sociales del gobierno pues impactan favorablemente en la reducción de la pobreza en las personas que no están aún incluidas en el proceso continuo de crecimiento y que no se han visto favorecidas por esta situación.

Manifestó que la pobreza tenderá a disminuir conforme la economía del país siga creciendo, pero la reducción en la pobreza extrema será cada vez menos notoria, por lo que el crecimiento tiene que complementarse con las políticas sociales del gobierno.

“Estas políticas tienen que generar las condiciones para que las personas beneficiarias de los programas sociales estén más capacitadas y desarrollen habilidades que permitan su inclusión en el proceso de crecimiento del país”, explicó.

En ese contexto, detalló que la inclusión social tiene que hacerse cargo de la capacitación laboral, de la mejora en el acceso a la salud, y evitar la desnutrición infantil; así, se debe esperar que la pobreza extrema también se reduzca de manera importante.

Odar proyectó que la economía peruana crecerá 6.3 por ciento en el presente año, impulsada por la demanda interna y la esperada recuperación del sector externo en el segundo semestre.

Por su parte, el economista jefe para Perú del BBVA Research, Hugo Perea, calculó que la economía peruana crecerá 6.5 por ciento este año y 6.3 por ciento en el 2014.

En ese sentido, destacó que esta expansión del PBI apunta a seguir reduciendo la pobreza, por lo que el reto será mantener tasas de crecimiento de alrededor de seis por ciento en los próximos años para absorber más desempleados hacia la actividad productiva.

La pobreza monetaria bajó dos puntos porcentuales en Perú el año pasado al disminuir de 27.8 por ciento en el 2011 a 25.8 por ciento en el 2012, y de esta forma 509 mil personas dejaron de ser pobres en ese lapso, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Perea afirmó que esta reducción refleja un avance formidable en un período relativamente corto, pues la pobreza se situaba en 55 por ciento a inicios de la década pasada (reducción de casi 30 puntos porcentuales).

“Hay que seguir creciendo e incrementado el ingreso medio de la gente para reducir la pobreza y para que los que han dejado de ser pobres se alejen más del umbral de la pobreza”, recomendó.

Fuente: [Andina]

1 comentario :