martes, 20 de agosto de 2013

Standard & Poor's eleva calificación crediticia del Perú

La agencia calificadora de riesgo crediticio Standard & Poor's elevó hoy la calificación soberana en moneda extranjera de largo plazo de Perú a BBB+ desde BBB, y su calificación soberana en moneda local de largo plazo a A- desde BBB+, evaluación que confirma la solidez de la economía peruana.

Igualmente, le otorgó a esta calificación la perspectiva de estable; y confirmó sus calificaciones A-2 a corto plazo en Perú, elevando las calificaciones del país dentro del denominado grado de inversión.

Explicó que la razón fundamental para elevar las calificaciones de Perú en moneda extranjera y local a largo plazo es porque el país ha reducido su vulnerabilidad a los choques externos y ha mejorado su capacidad de crecimiento estable del Producto Bruto Interno (PBI) a largo plazo.

En concreto, la alta tasa de inversión de Perú (más de 27 por ciento del PBI) debe mantener el crecimiento del PBI per cápita del país por encima de cuatro por ciento por año en todo el horizonte de proyección, significativamente superior a la tasa de crecimiento de la tendencia media de la mayoría de los otros países que están en una etapa similar de desarrollo, indicó.

Agregó que el alto crecimiento del país ha mejorado la dinámica de la deuda pública, pero también lo ha hecho la acción política deliberada de sus autoridades.

Ello porque el gobierno ha aprovechado los últimos años de los altos precios de los commodities para llevar a cabo cambios estructurales en la política fiscal, aumentar su Fondo de Estabilización Fiscal (FEF), y mejorar su perfil de deuda.

Estas medidas mejoran la capacidad del país para llevar a cabo políticas fiscales y monetarias contracíclicas, aumentando así la capacidad de recuperación de la economía en caso de una fuerte caída en los precios de exportación u otras perturbaciones externas, señaló.

"Proyectamos que el peso de la deuda del Sector Público seguirá siendo bajo y probablemente disminuya en forma moderada en los próximos tres años. Proyectamos que la deuda pública se reducirá a menos de 18 por ciento del PBI este año. El costo por intereses consume menos del cinco por ciento de los ingresos del gobierno general", precisó.

Subrayó que, sobre todo, es probable que la inversión extranjera directa financie en su totalidad o en gran parte el déficit en cuenta corriente proyectado para el país en los próximos dos años, conteniendo el nivel de endeudamiento externo y permitiendo que las reservas internacionales sigan creciendo.

Además, Standard & Poor's destacó que los activos fiscales del gobierno y del sector financiero son superiores a la deuda externa del país.

"Esperamos que los pasivos externos netos caigan (modestamente) de su nivel del 2012 de cerca del 80 por ciento de los ingresos de cuenta corriente, y que las necesidades de financiamiento externo bruto como porcentaje de los ingresos en cuenta corriente y de las reservas usables igualmente disminuyan de su nivel de 75 por ciento del 2012", agregó.

Además, consideró que el creciente mercado de capitales nacional debe proporcionar una mayor capacidad para el gobierno y el sector privado de buscar financiamiento a nivel local en caso de perturbaciones en los mercados externos.

La agencia calificadora también opinó que las instituciones políticas de Perú aún están madurando, con un poco de incertidumbre sobre la continuidad de políticas de una elección a otra.

Mientras que las instituciones monetarias de Perú han ganado credibilidad porque el Banco Central de Reserva (BCR) ha contenido la inflación, ha reducido la dolarización, y desarrollado los mercados de capitales nacionales.

Finalmente, consideró que un tipo de flotación cambiaria también aumenta la flexibilidad monetaria.

De otro lado, señaló que la perspectiva estable asignada a la economía peruana se basa en la expectativa de Standard & Poor's de que la inversión en los sectores de energía y minería seguirá a un constante alto ritmo, después de las elecciones generales del 2016, apoyando el crecimiento económico futuro.

Por otra parte, los ingresos fiscales del sector minero, junto con la aplicación de las nuevas normas fiscales, deben ayudar a las cuentas fiscales de Perú y continuar reduciendo la deuda pública.

Adicionalmente, nuevas mejoras en el panorama político de Perú, tales como instituciones más fuertes y mejor capacidad del Sector Público para atender las necesidades sociales y de infraestructura, podrían conducir a una mayor solvencia crediticia del país.

Igualmente, la mejora de la eficacia del gobierno, junto con una mayor inversión en la infraestructura del país y la continuación de una política macroeconómica prudente, podrían impulsar la confianza de los inversores y mejorar aún más el perfil financiero del país.

En tal escenario, Standard & Poor's aseguró que podría subir las calificaciones crediticias del país en el futuro.

Por el contrario, una variación inesperada de las tendencias de la política fiscal, junto con un crecimiento del PBI por debajo de lo esperado, pueden aumentar gradualmente la carga de la deuda del Sector Público, lo que junto con una potencialmente más débil liquidez externa, podría debilitar su solvencia.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario