jueves, 7 de noviembre de 2013

Alemania se muestra interesada por la Alianza del Pacífico


Chile, Colombia, México y Perú están entre los países latinoamericanos más atractivos para Alemania, de ahí que la Asociación Empresarial para América Latina (LAV) le haya dedicado una jornada de su evento anual a la Alianza del Pacífico.

El Día de Latinoamérica, el evento anual que la LAV suele realizar en Hamburgo, se divide en dos jornadas: el 2013, la segunda, fue la más movida, no solamente por la prominencia de los invitados, sino también por el entusiasmo con que contagiaron a la audiencia.



En la sesión del lunes dominó el análisis puro y duro: varios expertos subrayaron que las economías emergentes al sur del río Bravo deben resolver serios problemas logísticos en el ámbito del transporte y los procesos burocráticos, antes de poder sacarle provecho a sus tratados de libre comercio, según la cadena Deutsche Welle.

Pero en la de este martes se impusieron las proyecciones más optimistas sobre los “nuevos países estrella” del continente americano: Chile, Colombia, México y Perú, integrantes de la Alianza del Pacífico. Sus emisarios no escatimaron en argumentos para atraer a empresarios y capitalistas germanos.

A punto de culminar su gestión como ministro alemán de Exteriores y principal impulsor de la política latinoamericana del gobierno de Angela Merkel, Guido Westerwelle dio la estocada final, recordándoles a los presentes que Alemania comparte intereses económicos, pero también “valores fundamentales” con la Alianza del Pacífico.

El canciller chileno, Alfredo Moreno, secundó a Westerwelle, destacando que la prolífica relación entre Alemania y su país no se limita a los proyectos conjuntos en el ámbito minero.

Aunque el Gobierno peruano no estuvo representado en esta jornada del Día de Latinoamérica 2013, tanto la ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín; como el titular de Economía de México, Ildefonso Guajardo, siguieron el ejemplo de Alfredo Moreno y se ciñeron al guión de “todos para uno y uno para todos”.

Cuando se le señaló que la cercanía entre Colombia y el canal de Panamá constituía un punto a favor de ese país suramericano como puerta de Alemania hacia el océano Pacífico, Holguín optó por atenuar esa circunstancia trayendo a colación que también México cuenta con costas en el Pacífico y en el Atlántico.

Moreno, Holguín y Guajardo volvieron a cerrar filas cuando surgió la inquietud de que posibles cambios políticos en Chile y Colombia –donde se celebrarán elecciones en un futuro próximo– pudieran frenar los avances que ha hecho la Alianza del Pacífico.

Los tres ministros se mostraron convencidos de que el potencial de la nueva unión –a la que están por integrarse Costa Rica, Panamá y Guatemala– no va a ser sacrificado, independientemente de quién gane los próximos comicios y asuma el poder en uno u otro país.

Fuente: Andina

No hay comentarios :

Publicar un comentario