lunes, 21 de abril de 2014

Transacciones mayores a US$10,000 se deben realizar mediante bancos

La consultora Geneva Group International en Perú (GGI–Perú) urgió hoy un cambio en la Ley de Lavado de Activos en el país de modo tal que de todas las transacciones superiores a 10,000 dólares, se realicen a través de bancos, y en ningún caso a través de Notarias Publicas, para así evitar el lavado de activos.

El consultor internacional de Precios de Transferencia de GGI) para América Latina, Carlos Vargas, destacó los esfuerzos de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), y la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) a través de la UIF (Unidad de Inteligencia Tributaria), para combatir este mal.

“Sin embargo, muy poco o casi nada se podrá lograr si es que no se complementa dicho esfuerzo con la normatividad sobre Lavado de Activos que se requiere en Perú y que está basado en la bancarización de todo tipo de transacciones a partir de los 10,000 dólares, en donde no se permita en ninguna Notaria Publica realizar transacciones mayores a dicho monto”, planteó.



Explicó que estas transacciones se deben realizar a través de un medio bancario y para esto sólo hay que tomar de modelo el reciente "Ley contra el Lavado de dinero" de México.

“La enorme situacio´n de criminalidad que ha penetrado a nuestro sistema social, asi´ como económico y financiero, ha desencadenado una serie de situaciones anómalas a las que es necesario combatir de forma legal, tal es el caso de la reciente ley en materia de lavado de dinero", comentó.

Sostuvo que el Perú no debería, ni tendría la necesidad de llegar al extremo de criminalidad que se registra en México, para efectuar estos cambios estrictos en materia de lavado de activos.

Vargas indicó que el lavado de activos representa en Perú unos 10,000 millones de dólares que se originan de la explotación de la minería ilegal, el narcotráfico, la evasión de impuestos y la corrupción de funcionarios públicos.

Explicó, por ejemplo, que el millón de dólares incautados durante el primer trimestre del 2014 en el Aeropuerto Jorge Chávez, sería sólo la punta del iceberg, si se tiene en cuenta que el lavado de activos también se realiza a través de transferencias electrónicas, así como de inversiones en obras civiles.

“También se encuentran en el desbalance patrimonial injustificado de personas naturales, así como de aportes de capital no justificados”, agregó.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario