sábado, 6 de octubre de 2012

Número de supermercados crecerá en provincias


En el corto plazo casi se triplicará el número de supermercados en el interior del país al pasar de 41 a 115 próximamente, tomando en cuenta la demanda potencial sustentada en el crecimiento de la población e ingresos familiares, previó  la consultora Macroconsult.
Señaló que el crecimiento del ingreso nacional unido a la baja penetración de los supermercados a nivel nacional genera un importante espacio para el avance del sector.

“Tanto por el nivel de Producto Bruto Interno (PBI) per cápita como por el nivel de urbanización, el país debe¬ría contar con una mayor penetración del sector supermercados, si se compara con sus pares de América Latina y algunos países europeos”, manifestó.

Refirió que al primer trimestre del 2012 en Lima y Callao había 134 supermercados, mientras que en las regiones solo 41.
“En el corto plazo, tomando en cuenta la demanda potencial de supermercados (población e ingresos familiares) el número de estos en el interior del país se incrementaría a 115”, proyectó.

Anotó que estos resultados grafican un entorno propicio para el crecimiento del canal de distribución moderno de consumo masivo, sobre todo en las regiones.

En el Perú, la aparición de supermercados en una ciudad es un símbolo de modernidad y Lima Metropolitana, que concentra más de la tercera parte de la producción nacional, ha tenido una evolución muy importante en este canal comercial, opinó.

Recordó que en el año 2000 en la ciudad existían solo 25 supermercados, número que creció a 46 en 2005 y que gracias al importante avance en el país se elevó a 134 en 2012.

Esta dinámica se ha ido trasladando a las regiones del interior, pues en el 2005 se inauguró el primer supermer¬cado fuera de la capital, en Chiclayo.

“Ahora existen interesantes perspectivas de crecimiento, dado que el poder adquisitivo en algunas ciudades ha subido más que en Lima”, consideró.

Destacó que el consumo nacional ha sido uno de los motores de la actividad económica de los últimos años, pues cuando el país atravesó el periodo más álgido de la crisis en 2009, el consumo familiar siguió creciendo.

Refirió que los factores que están detrás de este crecimiento del consumo son el incremento del ingreso disponible, gracias al avance del país en estos últimos años, así como el avance de la clase media y reducción de la incidencia de la pobreza y el número de pobres.

Asimismo, la mayor cantidad de personas en edad de trabajar, así como la baja penetración en algunas industrias.

Fuente [Andina]

No hay comentarios :

Publicar un comentario